Fabricantes

Información

Los más vendidos

Promociones especiales

Últimos comentarios

EMOCIONES: Su importancia y cómo trabajarlas con nuestros hijos

EMOCIONES: Su importancia y cómo trabajarlas con nuestros hijos

La Inteligencia Emocional ha sido definida como la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los ajenos, así como la capacidad para motivarnos y saber manejar las emociones.

Durante los primeros años de vida los niños poseen una destacada plasticidad cerebral, por lo que es muy importante incluir experiencias y aprendizajes que potencien el adecuado desarrollo de la cognición y la afectividad.

Para ayudarles a crecer de forma equilibrada es necesario valorar a nuestros hijos como un todo. Esto es: Intelectual, física, emocional y socialmente.

Desde la infancia se debe aprender y enseñar a manejar las emociones. Siempre se ha tendido a asociar el éxito de una persona a su cociente intelectual, sin embargo cada vez queda más demostrado que no va relacionado a unos resultados académicos positivos, y mucho menos a la felicidad. Para ello es necesario un correcto desarrollo emocional.

Una persona con inteligencia emocional posee confianza en sus capacidades; crea y mantiene relaciones satisfactorias, comunica lo que necesita, piensa y siente, tiene en cuenta los sentimientos de los demás; está motivado para explorar, afrontar desafíos y aprender; posee una autoestima alta; tiene recursos para la solución de conflictos, etc. Lo que influye de forma positiva en todas las áreas de su vida.

¿Cuales son las emociones básicas?

Si nos vamos a lo comercial, Pixar hizo un gran trabajo con su largometraje de animación "Del Revés (Inside Out)" explicándonos de manera sencilla como funciona nuestra cabecita. En su metraje queda clara la importancia de todas las emociones, haciéndonos ver que no las hay buenas o malas, y cómo generan conexiones y lazos cerebrales que aumentan nuestras capacidades.

Aunque en la película no las podemos ver todas caracterizadas, las principales serían:

Alegría: Felicidad y bienestar generado normalmente al conseguir algo que deseamos. Nos sirve para darnos cuenta de lo que queremos y nos motiva a repetir la conducta.
Ira: Enfado o rabia al no alcanzar un deseo, al sentirnos amenazados o agredidos. Nos sirve, cuando se muestra de forma adaptativa, para movilizarnos y defendernos, evitar un daño y buscar la solución a un problema.
Tristeza: Sensación de desesperación, melancolía, pesimismo, etc., ante una pérdida. Nos sirve para indicar que necesitamos un tiempo para nosotros, para pensar en lo sucedido y procesarlo debidamente. Además, es una señal que muestra que necesitamos apoyo de los demás.
Miedo: Respuesta de alarma ante una amenaza o peligro real o anticipado. Nos sirve para ponernos en alerta y centrar nuestra atención en la mejor solución posible.
Sorpresa: Asombro o desconcierto ante algo inesperado. Nos sirve para situarnos y centrarnos en lo que debemos hacer.
Asco: Aversión ante algo que nos desagrada. Nos sirve para aprender a reconocer lo que no nos gusta, y así alejarnos y rechazarlo.
"Enseñar a los niños y niñas a reconocer y gestionar las emociones, les permite conocerse, incrementar la percepción de control sobre aquello que les pasa y aprender a automotivarse. Estos son aprendizajes fundamentales para el desarrollo de la autoestima y el autoconcepto."

Compartir el estado emocional de otras personas y poder ponerse en su lugar, va a ser fundamental para el desarrollo social del niño. Y es durante la infancia donde se comienzan a construir estas habilidades, que consisten en expresar, evaluar y compartir emociones con los demás.

Algunos puntos claves a potenciar con los niños para su correcto desarrollo emocional son:

  • Motívale para que resuelva sus problemas, prestándole ayuda si lo necesita.
  • Reconoce y valora sus esfuerzos por hacer bien las cosas y aprender.
  • Toma los errores como parte esencial del aprendizaje y muéstrale confianza en sus capacidades para que vuelva a intentarlo.
  • Ayúdale a conocerse: sus gustos, deseos, necesidades, opiniones, limitaciones, etc.
  • Enséñale la importancia de respetar los gustos y las opiniones de los demás.
  • Ayúdale a poner palabras a sus emociones y anímale a expresar como se siente en diferentes situaciones.

Para ayudaros con estas labores hoy os vamos a poner tres ejemplos de productos que tenemos en nuestra tienda, que son espectaculares en todos los aspectos.

EMOTIBLOCKS


EmotiBlocks es una forma muy amena de familiarizarse con las primeras emociones a través de divertidas actividades de observación y manipulación.

¡Hay más de 100 combinaciones posibles! Emotiblocks está compuesto por 6 personajes con piezas de cabezas, que representan diferentes emociones, pelos y cuerpos intercambiables, que permiten dotarles de personalidad.

El juego se acompaña de fichas de actividades y guía didáctica, muy adecuados para compartir horas de juego y emociones en familia. Desarrollado para niños a partir de los 2 años, con los que se trabajan los siguientes aspectos:

  • Reconocimiento e identificación de los gestos faciales
  • Reconocimiento e identificación de las emociones básicas
  • Aprendizaje en valores: tolerancia, empatía, diversidad racial
  • Adquisición de vocabulario

Los tenemos disponibles en la tienda física y también en la TIENDA ONLINE DE EDUCCO JUGUETES

EmotiBlocks ha ganado los siguientes premios internacionales:

Mejor Juguete 2015 en la categoría de Juegos, otorgado por la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes
Dr. Toy’s 100 Best: seleccionado entre los 100 Mejores productos infantiles del año 2015.
Dr. Toy’s 10 Best Games: seleccionado entre los 10 Mejores Juegos del año 2015.
Parent’s Choice Awards 2015: seleccionado entre los Mejores productos del año 2015, en la categoría Juguetes.

EMOCIONARIO

El Emocionario describe, con sencillez, cuarenta y dos estados emocionales para aprender a identificarlos y, así, poder decir lo que realmente sentimos.

Para personas de 3 a 6 años
Para niños pequeños, recomendamos que se comience sacando provecho a las ilustraciones de las emociones más sencillas (vergüenza, ternura, odio, aburrimiento, felicidad). El niño y el adulto pueden conversar sobre qué les ha sucedido a los personajes de las ilustraciones y sobre cómo se pueden sentir y por qué.

Para personas de 7 a 9 años
Que los adultos y los niños compartan experiencias vinculadas a determinadas emociones contribuirá a establecer vínculos más fuertes y a que los miembros de la familia se conozcan mejor unos a otros. A algunos niños les asombra comprobar que sus padres también sienten miedo o inseguridad. Esto ayudará, además, a fortalecer la empatía de los niños y su capacidad para ponerse en el lugar del otro.

Para personas de 10 a 12 años
A estas edades, los niños van experimentando cambios físicos y psíquicos impredecibles, sorprendentes e inesperados. El “Emocionario” puede ser un gran aliado en la intimidad como lectura rutinaria: con la lectura diaria, se crea un tiempo y un espacio íntimos en los que reflexionar sobre las propias emociones y acostumbrarse a procesar lo vivido sin dejar que se enquiste.

Para padres, docentes y otros lectores
Por lo general, utilizamos sólo cuatro o cinco términos para expresar nuestras emociones. Esa manera de sintetizar nuestro vocabulario emocional influirá en los niños de nuestro entorno, ya que el ejemplo es su principal fuente de información. Si nosotros nos refiriésemos al naranja, amarillo y rojo con el término naranja, los niños se expresarían de la misma manera.
Conscientes de esto, muchos docentes y otras personas con niños a su cargo, utilizan el “Emocionario” para refrescar los matices entre unas emociones y otras y así conseguir que los niños adquieran un vocabulario que dé cuenta de su riqueza emocional.

Puedes ver una muestra del libro aquí: Descargar PDF

EL MONSTRUO DE LOS COLORES


El Monstruo de Colores es un precioso libro desplegable POP-UP. Una historia sencilla y divertida de un monstruo que se ha hecho un lío y que introducirá a pequeños y a mayores en el fascinante lenguaje de las emociones.

El entrañable monstruo protagonista se ha levantado raro, confuso, aturdido… No sabe muy bien qué le pasa. Se ha hecho un lío con las emociones y, claro, todas juntas, revueltas, no pueden funcionar. Por suerte, su amiga le ayudará a identificarlas, describirlas y asociarlas con un color, para poder ordenarlas posteriormente en botecitos.

La última de las emociones quedará en el aire, para que sean los pequeños lectores los que averigüen con qué sentimiento se corresponde.

No es de extrañar que esta obra se trabaje en numerosas escuelas infantiles, consultas de psicología infantil y otros centros donde se trabaja con niños. El enfoque que ha dado Anna Llenas a un tema tan complejo como éste es simplemente fantástico y así lo han entendido muchos profesionales enfocados en la infancia.

Premio al Mejor Libro Ilustrado 2015

Los padres también deben aprender

La familia es el lugar donde se establecen los primeros vínculos, relaciones y emociones. Los padres son para los niños sus modelos y guías, por ello es fundamental que cuando hablamos de educar en emociones los padres sean los primeros en saber identificar las suyas propias, las expresen y aprendan a regularlas. De nada sirve enseñar a mi hijo a no expresar el enfado gritando si en realidad yo siempre actúo de esa manera.

Además de preguntar a tu hijo por el cole, los amigos o los deberes, una manera de educar en emociones es crear en casa la rutina de preguntarnos, ¿cómo te sientes? escuchando realmente la respuesta o guiando a encontrarla.

Si dice que está cansado, le puedes proponer que se dé una ducha o se tire un rato en el sofá antes de hacer la tarea o estudiar, intentando no caer en «cómo vas a estar cansado si hoy no has hecho nada…».

Facilitar a los hijos el camino para expresar cómo se sienten les enseña estrategias de comunicación que contribuirán a que sean honestos con ellos mismos y los demás. Serán personas más empáticas, capaces de ponerse en el lugar de los demás porque ese habrá sido su modelo.

Y tú... ¿Cómo te sientes?

Síguenos en:

FACEBOOK GOOGLE+ INSTAGRAM

Escriba un comentario

* Nombre:
* E-mail: (No se publicará)
   Sitio web: (URL con http://)
* Comentario:
Escriba el código