Fabricantes

Información

Los más vendidos

Promociones especiales

Últimos comentarios

NO LES CORTES LAS ALAS: Nuestros peques necesitan poder moverse libres

NO LES CORTES LAS ALAS: Nuestros peques necesitan poder moverse libres

"Intentar enseñar algo a un niño que puede aprender por sí mismo, no es tan sólo inútil, sino que es perjudicial"

-Emmi Pikler

En esta vorágine de vida que hemos creado a nuestro alrededor, tendemos a adaptar lo que nos rodea a nuestro ritmo de vida. Sin embargo, no deberíamos olvidar que ciertas cosas tienen su proceso y su curso natural.

" - ¿pero con año y medio tu hijo no anda todavía? Pues no sé a que esperas."

Pues muy correctamente, esperas a que llegue su momento de andar. El proceso de desarrollo de una persona tiene miles de años de evolución para llegar a donde estamos. Un bebé es como una semilla que tiene en su interior todo lo necesario para desarrollarse, y al igual que las semillas, cada una florece cuando debe hacerlo.

Debemos permitir a nuestros hijos la suficiente libertad para explorar su entorno y sus propias posibilidades, y con ello vayan aprendiendo correctamente a través de sus logros o de sus fracasos.

En cualquier tienda especializada veremos muchos artículos como "taca-tacas", o productos similares que colgamos en casa para que nuestros hijos se mantengan verticales antes de tiempo. Sin embargo, no sólo no les estamos ayudando, sino que estamos interrumpiendo su proceso personal de exploración.

movimiento-libre-03-una-mama-novata-1

Movimiento en los niños de 0 a 3 años

El movimiento es una necesidad para el niño. A través del movimiento lo primero que aprende es a conocer su cuerpo y a ser consciente de él. Más adelante aprende posturas y a través de ellas aprende a desplazarse. Si interferimos en su libertad interrumpiremos el siguiente proceso:

  • Estirado sobre su dorso mueve el cuello hacia un lado o el otro, y los brazos. Hacia los dos meses se observa las manos y coge algún objeto.
  • Realiza movimientos cada vez más variados con los brazos y el tronco. Se observa los pies, pero aún no puede agarrarlos.
  • Consigue girarse sobre la barriga y volver a la posición anterior por sí mismo.
  • Su tronco y abdominales han madurado y ya es capaz de agarrarse los pies, y jugar con las manos, con los pies, o con todos a la vez.
  • Puede quedarse jugando sobre su barriga, tiene muchas formas de moverse y va ganando fuerza en los brazos.
  • Se empieza a desplazar girando o arrastrándose, ayudándose de los codos o las manos.
  • Comienza a apoyarse con una sola mano, de manera lateral y esto le permite jugar y ampliar su visión, lo que le provoca satisfacción.
  • Comienza a encontrar la postura para gatear, y pronto lo hará.
  • Se sienta. Aprende maneras diferentes de hacerlo, lo que le permite mover el tronco y las dos manos con libertad para jugar y explorar.
  • Gatea, se arrodilla, vuelve a sentarse. Poco después se pone de pie con ayuda de una pared o similar. Ensaya como levantarse y volver a sentarse, y puede dar algunos pasos laterales.
  • Da los primeros pasos, empieza a andar.

Si metemos a nuestro bebé en cualquiera de las opciones que existen para mantenerlo erguido y de pié de forma anticipada, estaremos anulando su desarrollo natural y entorpeciendo su evolución.

En Educco Juguetes apostamos por productos que complementan y facilitan su exploración y su desarrollo natural, sin anular su libertad de movimientos.

El Tubo Sensorial

  

El Tubo Sensorial es un juguete para los más pequeños, grande y ligero. No hay más secretos en este maravilloso juguete estimulante, con alegres colores, múltiples texturas y diversas actividades que ayudan a desarrollar los sentidos y la destreza de los niños.

Gracias a sus lazos, lo puedes llevar a todas partes (silla de paseo, cochecito …) y su generoso volumen le hará sentir a tu hijo fuerte y mayor. Despierta su atención y lleva el juego a otra dimensión.

Es un juego que combina multitud de texturas suaves: pana, terciopelo y cintas lisas con llamativos colores que se entremezclan. Dos anillos de dentición permiten otro tipo de agarre.

  • Adecuado para niños de 6 meses.
  • Dimensiones: altura 10 cm, tubo u 40 cm de diámetro.
  • Lavable a mano en agua fría.

Disponible en nuestra tienda online

Mi Perrito Saltarín

  

Mi Perrito Saltarín está disponible en tres colores: Azul, Rosa y Naranja

Estupendo para ayudar al niño a evolucionar sus habilidades motoras. El perro ayuda al peque a mantenerse de pie, para moverse y estimular la destreza.

  • Con un año esta mascota servirá al niño de primer apoyo en su afán de comenzar a caminar.
  • Con dos años, ya saltará y botará con él por toda la casa, la sujeción de las orejas es muy divertida y además muy segura.
  • Con tres años, inventará otros modos de juego.

Cada peque, podrá personalizar su perrito con el pañuelo que se incluye, en el que podrá escribir el nombre de su nueva mascota.

-Medidas: 58 x 27 x 48cm.

Disponible en nuestra tienda online

Baby Roller

  

Baby Roller estimula la curiosidad de tu bebé. Es un cilindro hinchable transparente para rodar, escalar o montar y poner a prueba su equilibrio. Ayuda al bebé en el desarrollo de las habilidades motoras, de la coordinación de movimientos y también de la destreza.

En su interior contiene 3 bolas con cascabeles que circulan mediante paredes perforadas por el interior del cilindro, atraen su atención y estimulan la curiosidad del bebé. Y para momentos de mayor diversión, el bebé puede hacer circular las bolas a través de paredes las internas.

  • Adecuado para niños de 6 meses.
  • Dimensiones: 45 x 20 x 20 cm.
  • Muy fácil de limpiar con un paño húmedo.

Disponible en nuestra tienda online

Complementa su exploración

UNADJUSTEDNONRAW_thumb_1c8a

Además de estos ejemplos siempre será bueno estimular a nuestro bebé a explorar su entorno y a moverse con ayuda de elementos simples como sonajeros y cosas fáciles de agarrar como los mostrados en esta imagen.

Para que un niño pueda moverse en libertad necesita un adulto que se lo permita, que esté presente, con una mirada respetuosa y limpia, que no se anticipe a sus movimientos, que acepte el ritmo, que no juzgue, que espere. Necesitamos un adulto que ponga en palabras las acciones del niño/a, un adulto que permita su autonomía con respeto, amor, mucha paciencia y confianza en el proceso.

Como siempre ya sabéis que podéis comentar si tenéis cualquier tipo de duda.

Entérate de todo en:

FACEBOOK GOOGLE+ INSTAGRAM

Escriba un comentario

* Nombre:
* E-mail: (No se publicará)
   Sitio web: (URL con http://)
* Comentario:
Escriba el código